• Super User

Albarracín

En el suroeste de la provincia de Teruel, en Aragón se encuentra uno de los pueblos más bonitos de España. Se trata de Albarracín. Esta pequeña localidad rodeada por la Sierra de Albarracín y los Montes Universales cuenta con no más de mil habitantes y se asienta en una montaña regada a sus faldas por el río Guadalaviar. 

Su historia empieza a forjarse ya en la Edad del Hierro cuando la tribu celta de los lobetanos decide asentarse allí. Más tarde los romanos dejan su impronta en la ciudad llamándola Lobentum y posteriormente tendrá el nombre de Santa María de Oriente ya en época visigoda. Pero es en plena Edad Media cuando empieza a cobrar verdadera importancia al instalarse allí la familia bereber de los Banu Razin quienes poseyeron en estas tierras la taifa con su nombre y del cual derivaría el nombre actual de Albarracín (AL-Banu-Razín, hijos de Razín).

Es de esta época y de la posterior posesión de la familia navarra de los Azagra  en la que consigue ser un señorío independiente de la corona de Aragón y de Castilla. Así logra tener hasta obispado propio, por ello cuenta desde entonces  con catedral y es sede episcopal.  La catedral del salvador es del siglo XVI y en su interior encontramos un retablo de Gabriel Joli, discípulo de Damián Forment. A su lado el palacio episcopal, hoy museo diocesano y en el que se guardan numerosas obras de arte. 

El maravilloso entramado urbano que hizo que se le declarara Monumento Nacional ya en 1961 y su conjunto histórico Bien de Interés Cultural.

Conserva la  muralla casi en su totalidad y al pasear por sus calles nos encontramos magíficas casas solariegas de diversas épocas. Llaman la atención las calles estrechas con los aleros de madera que casi tocan los de unas casas con las de enfrente y el color rojizo de sus fachadas.  Una de las casa más fotografiadas es la casa de la Julianeta, junto al portal de Molina.

Una de las manifestaciones festivas más antiguas de nuestra geografía se celebra todos los años en Albarracín y varios pueblos de su sierra. Se trata de los Mayos. El día 30 de abril por la noche los mozos de los pueblos de esta comarca salen de ronda a cantar y mayear a las mozas. Este acto atrae a numerosos curiosos y amantes de la cultura popular ya que es una manifestación muy antigua recuperada en Albarracín en los años ochenta. 

Después de visitar esta hermosa ciudad es de obligada visita dar un paseo por el Paisaje Protegido de los pinares de Rodeno a pocos kilómetros de Albarracín. Allí podremos observar las pinturas de arte rupestre levantino en los abrigos de Prado de Navazo, Doña Clotilde y Cocinilla del Obispo. Estas manifestaciones pictóricas representan principalmente figuras humanas simplificadas así como animales.

Casa del Americano

Villa Pilar

Ocio y aventura


dato360 - html5 y css3 - copyright © 2019