• Super User

Gúdar

Las espectaculares vistas que ofrece el espolón en el que se asienta la localidad de Gúdar tan sólo las pueden describir aquellos que han visitado esta localidad. Se trata de un balcón natural con vistas al río Alfambra situado a 1.581 metros de altitud sobre el nivel del mar. Allí se asienta este pequeño municipio de la sierra a la que da nombre y en el que viven poco más de cien habitantes dedicados principalmente de la ganadería.

El casco urbano de Gúdar posee un entramado de calles con pintorescos rincones y arquitectura urbana popular en la que destacan algunas casas solariegas renacentistas con portadas adinteladas, forja y labrados aleros de madera.

En pleno centro del pueblo destaca la gran iglesia parroquial en honor a Santa Bárbara construida en el siglo XVIII en mampostería y portada neoclásica. En su interior destaca el retablo manierista del siglo XVII dedicado a la Virgen.

Coronando el espolón rocoso se encuentra la ermita de la Magdalena obra primitiva construida en el siglo XII y reformada en el siglo XVIII. Desde ella se aprecia unas hermosas panorámicas de la sierra.

Gran parte del término municipal lo ocupan extensas masas de pinares y pastos de visita recomendada para senderistas y enamorados de la naturaleza y el aire puro.

Sus abundantes y limpias fuentes poseen parajes idílicos para el disfrute del visitante como son la fuente del Cura o la de los Caños.

Las fiestas patronales en Gúdar son en honor a San Juan Bautista, el 24 de junio. Además, el último domingo de mayo se celebra todos los años una romería hasta la Virgen de la Vega, cuyo santuario también pertenece al pueblo. Otras localidades que tienen el privilegio de acudir en romería hasta el santuario de la Virgen son Alcalá de la Selva, Valdelinares y Linares de Mora.

La cercanía a las pistas de esquí de Valdelinares permite que tanto los habitantes de Gúdar como sus visitantes puedan practicar este deporte de alta montaña.

Casa del Americano

Villa Pilar

Ocio y aventura


dato360 - html5 y css3 - copyright © 2019